Continuamos con el ciclo de entrevistas en las que os vamos presentando poco a poco a nuestro equipo. Esta semana es el turno de Eva Hu y Mari Luz Aguado, dos de nuestras colaboradoras más comprometidas. Eva es estudiante de último curso de Grado en Ingeniería de Telecomunicaciones en la especialidad Imagen y Sonido. Compagina sus estudios trabajando como desarrolladora de la herramienta web Dr.Scratch en la Universidad Rey Juan Carlos. Por su parte, Marí luz está terminando la doble titulación en Ingeniería de Telecomunicación y Licenciatura en Administración y Dirección de Empresas. Colabora en el desarrollo técnico y de difusión de la aplicación Dr.Scratch para intentar motivar a los más pequeños a entrar en el mundo de la programación.

Ambas habéis estudiado ingeniería de telecomunicaciones. ¿Por qué os decidistes por esta carrera?

Siempre nos ha llamado la atención aquellas asignaturas en las que se resolvían problemas, donde pones a prueba tu ingenio.  Además nos interesan mucho las nuevas tecnologías y como el mundo está evolucionando en esa dirección y creemos que es necesario conocerlas para poder vivir en el día de hoy, por ello elegimos telecomunicaciones por la variedad de temas y campos que se estudian en esa carrera.

 

Vuestro trabajo en la Universidad Rey Juan Carlos está centrado en el proyecto Dr. Scratch. ¿Qué os hizo decidiros por este proyecto?

Elegimos ese proyecto por dos cosas: programación web y niños. ¿Hay algo mejor que enseñar a niños programar y programar tú mismo? Además, nos permite desarrollar otro tipo de aptitudes ya que es un proyecto en el que realizamos diversas funciones, no solo centradas en la programación.

 

¿Podéis contarnos más cosas sobre vuestras tareas habituales en este proyecto?

Realizamos tareas front y back-end, diseñamos la web como más le gustaría a un niño o a un profesor. Siempre queremos que todo esté hecho a su medida y es por ello que siempre intentamos recoger las sugerencias que unos y otros aportan. Otra tarea que nos encanta es la de enseñar nuestra herramienta web a los niños en los diferentes talleres que realizamos, ¡es lo más divertido! Además la labor más importante es la de mantener el servidor funcionando constantemente, lo cual es todo un reto y estamos aprendiendo mucho de ello.

 

¿Qué aportan al proyecto los talleres con niños? ¿Qué os aportan a vosotras?

Al proyecto, los niños aportan ideas nuevas, puntos de vista que son muy difíciles de ver para un adulto. Nosotros estamos acostumbrados y muy familiarizados con un ordenador pero es difícil hacer que una web sea sencilla de utilizar por un niño. A nosotras nos ayuda a desarrollar nuestra capacidad de comunicación ya que numerosas ocasiones les vamos a explicar conceptos de programación y debemos hacerlo de un modo muy sencillo. De esta manera afianzamos nuestros conocimientos sobre programación. Como dijo Einstein, “No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela”, en este caso, a un niño.

 

Además de estos talleres, también colaboráis con Programamos, Coder Dojo y estáis iniciando un nuevo proyecto para enseñar a programar a niños y niñas. ¿Qué os mueve a dedicar vuestro tiempo en estas iniciativas de voluntariado?

La ilusión que les hace descubrir que ellos mismos pueden hacer sus propios videojuegos y aplicaciones es enorme. Cuando les dices que ellos también lo pueden hacer no se lo creen porque piensan que son “cosas de mayores”… Además, los propios niños nos enseñan nuevas formas de programar o ideas nuevas, ya que no están tan condicionados y no conocen ningún límite. Muchas veces nos preguntan cosas muy curiosas.

 

¿Habéis notado diferencias entre niños y niñas en el aprendizaje de la programación?

Sí. En general hemos notado que los niños se conforman con que su programa funcione y las niñas quieren que sea bonito. Usando Dr.Scratch, las niñas siguen más sus pautas para superar su puntuación; en cambio, los niños, una vez conseguido un nivel medio de puntuación abandonan dicho programa para hacer otro diferente con cosas nuevas. Eso sí, ninguno se conforma con tener un nivel bajo.

 

¿Qué le diríais a una niña o una joven a la que le interesa la programación y la tecnología pero tiene dudas de si estará preparada para desarrollar su carrera profesional en este campo?

Le diríamos que no lo dude, es algo que va gustándote más y más según vas aprendiendo porque la cultura tecnológica actualmente es como un iceberg, puedes ver la punta (que son todos los aparatos que utilizamos hoy en día) pero por debajo hay muchísimo más. Estudiar carreras profesionales en este ámbito te permite conocer todo lo que hay por debajo y entender cómo funcionan. ¡Cuando consigues entender algo te gusta mucho más! En cuanto a lo de estar preparada o no, ocurre con todas las carreras, no hay que tener miedo a enfrentarse a grandes retos ya que al superarlos obtienes una recompensa mayor. Además este tipo de carreras te permiten crear aplicaciones como Dr.Scratch.