Tal como debatíamos en nuestra entrada qué es el pensamiento computacional, la esencia de éste es pensar como lo haría un científico informático cuando nos enfrentamos a un problema. En Programamos tratamos de estimular y desarrollar el pensamiento computacional de nuestro alumnado a través de la programación, pero es posible ayudar a los estudiantes a “pensar computacionalmente” utilizando otros muchos recursos en cualquier disciplina. Por ello, a lo largo de esta semana vamos a publicar recursos, ideas y materiales para trabajar el pensamiento computacional en diferentes asignaturas, y la entrada de hoy la dedicamos, precisamente, a recopilar recursos para trabajar el pensamiento computacional en las clases de física.

En una clase de física se pueden trabajar muchos de los conceptos o capacidades que definen al pensamiento computacional. En el artículo Computational Thinking Across the Curriculum elaborado por la CSTA nos proponen diferentes ideas:

  • Se pueden trabajar la recolección, análisis y representación de la información extrayendo datos de un experimento, analizándolos y resumiendo esos datos.
  • Se puede desarrollar la capacidad de descomposición de problemas realizando una clasificación de elementos.
  • El pensamiento algorítmico, por su parte, puede desarrollarse preparando un procedimiento para un experimento.
  • La parelalización puede trabajarse ejecutando simultáneamente un mismo experimento con diferentes parámetros.
  • Y la simulación, por supuesto, puede desarrollarse realizando todo tipo de simulaciones.

En Internet es posible encontrar muchos sitios muy interesantes para trabajar todos estos aspectos en el aula, como los cursos online ofrecidos por el Instituno de Ciencias Computacionales (NCSI), los recursos para entender la ciencia a través de la informática ofrecidos por la Oficina de Investigación Científica Computacional,  los artículos multimedia interactivos ofrecidos por la Fundación NOVA, simuladores de vuelo o los recursos educativos que permiten entender e interactuar con los conceptos físicos de diferentes Premios Nobel.

Todos estos recursos, aunque son muy interesantes, tan solo permiten ser utilizados, pero los estudiantes no pueden modificarlos ni usarlos como base para crear nuevas versiones personalizadas. En el repositorio de proyectos de Scratch, sin embargo, se pueden encontrar una gran cantidad de proyectos relacionados con el mundo de la física que han sido creados por estudiantes de todo el planeta y que se pueden utilizar para comprender, visualizar y manipular multitud de fenómenos físicos: pelotas que botan, objetos que chocan, proyectiles que son disparados, globos que vuelan, objetos que flotan…


Proyecto Scratch que permite interactuar con un cañón que dispara un proyectil: modifica los distintos parámetros (viento, gravedad, dirección y potencia) y pulsa la tecla ‘espacio’ para disparar

Pero lo más interesante es que los parámetros de los objetos pueden ser manipulados para interactuar con los proyectos, se puede estudiar el código para comprender la aplicación de las fórmulas y, sin necesidad de contar con apenas conocimientos de informática ni programación, es posible modificar su código para personalizar los proyectos. De esta forma los estudiantes pasan de ser usuarios o espectadores a convertirse en creadores de sus propias invenciones en las que aplican sus conocimientos, lo que mejora de una forma espectacular tanto su motivación como su aprendizaje.

La comunidad física en Scratch es muy numerosa y es posible acceder a una gran cantidad de recursos para trabajar multitud de conceptos tanto de primaria como de secundaria o bachillerato. Aquí os dejamos algunos ejemplos de bloques de código que implementan diferentes fenómenos físicos que han sido desarrollados por miembros de la comunidad y que pueden utilizarse para crear nuevos proyectos: